MÉXICO, ¿LA NUEVA POTENCIA SOLAR DEL MUNDO?

Puesto a las nuevas condiciones, México en unos años se convertirá en uno de los mayores productores de energía solar a nivel mundial.

En la actualidad, la electricidad más barata en el planeta es de origen solar y se va a generar en México a un precio de 17.77 dólares (15.14 euros) el megavatio hora.

Cabe destacar que el país considera como energía limpia la energía nuclear, por lo que al hacer comparaciones entre fuentes, no deben confundirse, en el caso de México, energías limpias con energías renovables.

México hoy en día está dispuesto a alejarse parcialmente del gas y, sobre todo, del petróleo como principales fuentes de energía. México inició una transición energética radical en favor de la energía eólica y solar que empieza a dar frutos.

Ha decidido apostar fuertemente por este tipo de energías limpias y reducir drásticamente el uso de hidrocarburos para la generación de energía eléctrica, lo que representa un paso muy importante, ya que es el tercer mayor productor de petróleo en América Latina y el duodécimo en el mundo.

La potencia de las energías renovables en México ha aumentado en los últimos años con la puesta en marcha de nuevas centrales hidroeléctricas, geotérmicas, solares y eólicas. En este sector, las subastas eléctricas han conseguido bajar los precios de las renovables y que acudieran más de una treintena de empresas que añadirán casi 5.000 nuevos megavatios a la capacidad eléctrica mexicana, lo que le ha puesto en el camino de alcanzar la meta de generar un 35% de energía limpia en el año 2024.

Al igual que ocurre en todos los países del continente, la energía hidráulica es la mayor fuente de energía eléctrica del país. Sin embargo, el crecimiento del resto de renovables le ha convertido en el sexto país más atractivo del mundo para invertir en energías renovables.

Es uno de los países con mayor irradiación solar en el mundo, contando con condiciones óptimas para la generación de energía en, por lo menos, el 70% de su territorio, en promedio recibiendo 5 kV de energía solar por metro cuadrado, lo que comparado con países líderes en generación de energía solar Alemania recibe 1.2 kV por metro cuadrado.

México podría disminuir los riesgos que implica nutrir su matriz energética con combustibles fósiles o energía nuclear en plenas fallas sísmicas (México tiene una sola central de este tipo, en Veracruz) y así evitar muchas catástrofes. Esto podría hacerlo convirtiéndose en una potencia de energías renovables a nivel global.

Pero para entrar primero se tendrían que derribar algunos mitos. Uno de los principales es el costo. La generación de energía solar carga con el estigma de que es carísima. Existe una creencia popular de que los combustibles fósiles como el carbón o el gas son más económicos, abundantes y fáciles de costear. Al día de hoy la energía solar ya no es una energía cara, antes si lo era, hoy es competitiva. El costo de los materiales ha bajado porque ha habido una mayor demanda. Y a mayor producción, bajan los precios.

La energía eléctrica siempre ha sido un problema para los habitantes de la Ciudad de México, por lo cual hoy en día ya tiene suficiente energía solar y eólica. El próximo desafío del país será no depender de las tecnologías desarrolladas en otros países para explotarla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *